¿Qué hace falta para aprovechar el potencial digital de América Latina?

Los países de la región tienen algunos de los niveles más altos de urbanización a nivel mundial, pero uno de los niveles más bajos de digitalización y de adopción de tecnología en comparación con otros mercados.

Ante ese panorama, ¿cómo puede América Latina aprender de otras naciones y acelerar la digitalización de su entorno de construcción y del sector de servicios para fomentar la innovación en servicios urbanos avanzados, mediante la digitalización de la infraestructura y los activos inmobiliarios nuevos y existentes?

Un informe reciente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) concluye que es poco probable que los patrones comerciales de América Latina sean inmunes a la revolución digital en curso. Por ello, la entidad identifica cuatro formas en que Internet puede utilizarse para dar forma a los patrones comerciales de la región.

1. Expansión del comercio de servicios

Tradicionalmente conocidos como exportadores de productos manufacturados y básicos, los países de América Latina casi duplicaron el comercio de servicios entre los años 2000 y 2013. Internet está jugando un papel cada vez más importante en la revolución que impulsa la comercialización de servicios a través de las fronteras de la región, como servicios financieros, logísticos y educativos.

Las plataformas de desarrollo de aplicaciones permiten a las startups locales crear sus propias compañías tecnológicas globales y exportar aplicaciones y servicios digitales a clientes de todo el mundo.

2. Aumento de las exportaciones y diversificación de las exportaciones

Internet está incrementando el comercio de bienes de las empresas latinoamericanas. A medida que más compañías de ALC se vuelven capaces de establecer tiendas en línea, y comenzar a vender y comprar en plataformas de comercio electrónico como MercadoLibre y Alibaba, las perspectivas de la región para expandir el comercio de las pequeñas empresas se multiplican.

3. Agilización del comercio y de las cadenas de suministro

Internet permite que las empresas hagan más negocios y se optimicen: modernizar la logística, obtener inteligencia del mercado extranjero, realizar pagos y acceder a financiamiento, obtener información sobre el cumplimiento comercial y mejorar en general los diversos aspectos del comercio y las transacciones transfronterizos. Mediante la web y varias plataformas, pueden descubrir los mejores proveedores y buscar las mejores ofertas en todo el mundo.

4. Pequeñas empresas y startups genuinamente regionales

Internet permite que las compañías “nacidas digitales” se lancen en varios mercados en rápida secuencia. El conjunto completo de herramientas y aplicaciones de Internet permite que las empresas traduzcan sus sitios web de manera instantánea y tengan presencia en las redes sociales, orienten sus servicios a nuevos mercados, comprendan dónde los consumidores buscan sus productos y creen seguidores locales para su marca.

Al aprovechar las herramientas basadas en la nube, los empresarios latinoamericanos pueden crear instantáneamente una huella global, ejecutar lo que deseen, desde un sitio de comercio electrónico hasta transacciones bancarias y empresas genómicas, y manejar millones de solicitudes por segundo sin construir su propia infraestructura de TI.

Sin embargo, el Foro Económico Mundial hace énfasis en que para habilitar nuevos servicios urbanos avanzados digitales, aumentar las exportaciones, modernizar las cadenas de suministro y fomentar el emprendimiento digital en América Latina,también se debe digitalizar la infraestructura y los activos inmobiliarios.

“Solo una réplica digital integrada del entorno construido podrá desbloquear todo el potencial de la provisión de servicios basado ​​en resultados virtuales, al vincular al usuario final con el activo físico y virtual a través de sensores y activadores”, explica un informe de la entidad.

Fuente: Mercados y Tendencias